07/12/2016 El municipio copado por ruidosas manifestaciones de sectores varios  
 

Ayer por la tarde sectores distintos se movilizaron al palacio comunal con pancartas disimiles pero un mismo rezo: reclamar a las autoridades para que revean sus posturas -actuales o por venir- frente a su situación. Estudiantes universitarios, acompañados por gremios docentes, se hicieron presentes para gritar para que sean tenidos en cuenta en lo que resulta una vieja como vigente bandera, sobre un boleto de transporte acorde a sus bolsillos. Al unísono, otros manifestantes también querían oír su voz. Integrantes de la Comisión de Toma y Posesión participarían de la sesión deliberativa en la que se iba a tratar un proyecto de resolución impulsado por el radicalismo. Más precisamente, la iniciativa concejalicia apuntaba a expresar su repudio a la ocupación del CIC y hacer que los pares justicialistas se expidan al respecto.

En efecto, iniciada la sesión, los estudiantes a bombos y redoblantes insistieron por un boleto de colectivos más afín a sus economías, con la pretensión de ser partícipes en la discusión de la Comisión de Transporte que, por estas horas, analiza un incremento en el valor del boleto tal lo peticionaron las empresas.

El reclamo se fue acallando a medida que sonó el compás de la otra movilización de los ocupas, igual de ruidosa y tal vez más intempestiva, a partir de sus severas críticas para con el oficialismo vernáculo frente a lo que representa el déficit habitacional y la controvertida ocupación del CIC. Ya dentro del recinto, copando la tribuna y en medio del bullicio, siguieron las palabras de los ediles que tomaron el protagonismo del debate, no sin repudiar con bombos y a grito pelado las exposiciones radicales.

LA MARCHA PERONISTA

Minutos antes de la tensión concejalicia, se iba a reconocer a Dardo Casal y su Flor de Murga. Un reconocido homenaje, simpático, aunque a los radicales se les borró la sonrisa de un plumazo cuando en el medio del reconocimiento la tradicional murga agradeció al reconocimiento y desplegó un particular repertorio: la marcha peronista retumbaría en las antiquísimas paredes del palacio municipal.

Ya entrado el debate de los concejales, la concejal Condino dio el puntapié inicial, argumentando los porqué de la necesidad de expedirse sobre el asunto, ganándose así una repulsa generalizada que impidió por varios pasajes su discurso.

Repitió los argumentos defendidos por el radicalismo sobre el entuerto, aquello de que los damnificados también son aquellos vecinos que fueron sorteados para tener su vivienda.

Nicolini pidió sin suerte orden en varias oportunidades, para luego Condino insistir en que el CIC fue hecho por gestión lunghista y con dinero de la Nación pagado por todos los argentinos, que hace un mes todos los que estaban allí fueron a la inauguración (7 de agosto) del playón deportivo y hoy ese playón no puede ser utilizado.

Al son de los insultos de la tribuna, la edil siguió con que desde Desarrollo Social se tuvo que mandar a los vecinos a recibir la ayuda en el teatro abierto. “Hay casi 700 vecinos que no están pudiendo recibir la ayuda que necesita porque el CIC está tomado”, afirmó casi a los gritos en medio de los bombos y acusaciones para con ella y sus pares oficialistas.

“Defendemos aquellos vecinos que pretenden hacerse escuchar sin violencia, y sin usurpar, mediante el diálogo”, sin dejar de mencionar que “hay una escuela que necesita dar las clases de construcción de ciudadanía. Los talleres del centro comunitario no se pueden dar, la ayuda social no se está dando en el lugar. Los vecinos se tienen que trasladar por el vale de garrafas”, detalló.

Para Condino, la intención del proyecto de resolución a tratar era saber qué pensaban los pares justicialistas, posición que a su entender quedó muy clara.

Es que el concejal Eduardo Ferrer había ya repetido la postura del bloque justicialista, con aquello de no entretenerse con la toma, sino debatir el tema de fondo, como es la necesidad de todas esos vecinos y muchos más que no encuentran una salida al flagelo del déficit habitacional.

Claudio Ersinger, de Unión Pro, haría lo propio. Limitándose a leer un par de párrafos del comunicado ya ventilado por los medios acerca de no compartir la metodología de la toma pero resolver el tema de fondo.

Así se cerraría la caldeada sesión. Los universitarios reiterando su petición aunque su tema no estaba en el orden del día. Ocupas repudiando lo que los ediles radicales quisieron repudiar vía una resolución que, como suele ocurrir, contó con el voto de la mayoría (oficialista).

 
  www.lavozdetandil.com.ar | lavozdetandil@speedy.com.ar  
 

Empresa Editora: EDITORIAL LA CAPITAL S.A.
Diario: La Voz de Tandill
Redacción, administración y publicidad
Av. Del Valle 1202 - Tandil | Teléfono - Fax (02293) 44-8008 | 44-2144