12/03/2018

Interviene Bromatología VOLVER

Dos adolescentes internadas tras comer pizza con vidrio en comercio céntrico

Dos chicas de 16 años internadas y otros dos menores en observación tras comer pizza con vidrio en una reconocida firma de Tandil fue el saldo de un hecho escandaloso que está siendo investigado por la Dirección de Bromatología municipal. 

Las alumnas asistieron ayer a la noche al comercio sito en la esquina de Pinto y Alem, para festejar el último día de las vacaciones, ya que hoy empezaban las clases. 

Como cualquier comensal, el grupo pidió una mesa, se sentó y pidió pizza, sin sospechar que en el interior de la masa había restos de vidrios, de color marrón, similares a los de botella de cerveza. 

De inmediato los jóvenes clientes notaron algo raro y el encargado de la pizzería reconoció lo sucedido, pidió disculpas y se presentó en el Sanatorio Tandil, donde las chicas permanecen internadas. 

Primero ingresaron a la Guardia del centro privado, y el gastroenterólogo, al ver las fotos del alimento con vidrio, y el cuadro médico, ordenó la internación y la toma de muestras de sangre.

Otros dos menores también están siendo observados, según pudo conocer este Diario. 

Familiares de una de las víctimas se mostró muy preocupada por el acto "negligente" y radicó la denuncia en la Dirección de Bromatología, que por estas horas se presentó en el comercio. 

"Esto no debe pasar", se quejó una familiar en diálogo con LA VOZ. 

 

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Gestiones ante el Ministerio de Justicia

Gestiones ante el Ministerio de Justicia

Tandil quiere tener su propio Juzgado Federal

Lunghi dijo que "no puede hacer otra cosa con la basura" en Tandil

Lunghi dijo que "no puede hacer otra cosa con la basura" en Tandil

Opositor criticó al intendente tras seminario de gestión de residuos

Peyrel y Darragueira

Peyrel y Darragueira

Roban guantes de box de un gimnasio