15/04/2018

Locales VOLVER

Sequía: Pedido de emergencia agropecuaria para Tandil es analizado por la Cedaba

La Comisión provincial se reunió el jueves pasado y volverá a hacerlo el 26 de abril. Tras declarar la emergencia en 27 distritos, tratará los casos de Cañuelas, Chacabuco, General Viamonte, Lincoln, Luján, Marcos Paz, Roque Pérez, San Pedro, Tandil, Villarino y Zárate. La sequía afecta a todos los cultivos.

La Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario provincial (Cedaba) contempló en su sesión del jueves pasado la situación de 27 municipios bonaerenses afectados por la sequía, cuyos productores ya pueden adherirse a los beneficios que contempla la declaración de estado de emergencia para sus territorios.

De la misma manera, hay otros municipios que aguardan lo propio y que ese día lograron la inclusión de su solicitud de manera formal, por lo que se espera que su situación sea analizada en la próxima sesión, que tendrá lugar el 26 de abril próximo.

Cañuelas, Chacabuco, General Viamonte, Lincoln, Luján, Marcos Paz, Roque Pérez, San Pedro, Tandil, Villarino y Zárate son los municipios cuyo pedido ya tienen entrada formal para su análisis por parte de la Cedaba.

Para declarar el estado de emergencia y desastre, la Comisión provincial evalúa en cada caso los informes agroclimáticos correspondientes, estudia los antecedentes y evalúa los efectos del fenómeno en cada distrito.

En toda la provincia de Buenos Aires los cultivos se vieron afectados por la sequía. Sólo en la zona norte, soja de primera y segunda, maíz, batata, caqui, kiwi, viveros y cítricos tuvieron rendimientos que se ubicaron muy por debajo de los promedios. 

En algunos distritos, la lluvia registrada durante el último semestre cálido, que va de octubre a marzo, fue del orden del 50 % de los registros históricos para esos meses durante los últimos 50 años, según informes publicados por estaciones experimentales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.