12/06/2018

MUNDIAL RUSIA 2018 VOLVER

El árbitro argentino Pitana fue designado para el partido inaugural del Mundial

El árbitro argentino Néstor Pitana fue designado hoy para dirigir este

jueves el partido inaugural del Mundial de Rusia 2018 entre el seleccionado

anfitrión y Arabia Saudita por el grupo A, informó la FIFA.

El encuentro se disputará en el Estadio Luzhniki de Moscú este jueves desde

las 12 de nuestro país y marcará un hecho histórico ya que el argentino

será el encargado de conducir el primer encuentro mundialista con el

sistema de videoarbitraje (VAR).

El misionero Pitana, quien iniciará su segunda experiencia mundialista e

igualará la marca de Norberto Coerezza, quien dirigió en México 1970 y

Argentina 1978, estará acompañado por sus compatriotas asistentes Hernán

Maidana y Juan Pablo Belatti y Mauro Vigliano integrará el equipo VAR.

A su vez, el presidente de la Comisión de Arbitraje, Pierluigi Collina, y

el director del Departamento de Arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca,

confirmaron al resto del equipo arbitral.

El brasileño Sandro Ricci será el cuarto árbitro y el equipo de arbitraje

asistido por vídeo lo liderará el italiano Massimiliano Irrati (VAR) y

estará acompañado por el argentino Mauro Vigliano (AVAR1); el chileno

Carlos Astroza (AVAR2) y el italiano Daniele Orsato (AVAR3).

Pitana, quien dirigirá su quinto partido mundialista e igualará a Horacio

Elizondo, quien llegó a esa cantidad en Alemania 2006, también será el

primer árbitro en utilizar el reloj que determinará si la pelota pasó o no

la línea de gol.

El misionero Pitana debutó como profesional en la Primera División de

nuestro país en 2007 y su estreno internacional de seleccionados fue en

2010. 

En el Mundial de Brasil 2014 debutó como mundialista y arbitró cuatro

partidos, entre ellos Francia-Alemania de cuartos de final.

También tuvo experiencias en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la Copa

Confederaciones de 2017 en Rusia.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.