09/08/2018

Nacionales VOLVER

Tras el rechazo al aborto legal, hubo un herido y ocho detenidos

Luego de la votación de la norma, un reducido grupo de militantes generó incidentes en los alrededores del Congreso.

Un reducido grupo de militantes que estaba a favor del proyecto de ley para legalizar el aborto generó incidentes en los alrededores del Congreso tras la votación de la norma, que finalmente fue rechazada, y como consecuencia de ello una joven resultó herida y ocho detenidos. En ese sentido, a la chica la atendió una ambulancia del SAME, mientras que fuentes policiales informaron que hay siete hombres y una mujer apresados, todos por incidentes, a excepción de uno que fue por agredir a un fotógrafo.

Los disturbios comenzaron cuando se registraba la votación y se prolongaron minutos después de que la gran mayoría de personas identificadas con los pañuelos verdes desconcentraron en forma pacífica.

Los manifestantes arrojaron piedras y palos contra los uniformados de la Guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad, a pesar de los desesperados intentos de la mayoría que buscaba calmar los ánimos a la altura de las avenidas Rivadavia y Callao.

Sin embargo, no hubo forma de controlarlos y se enfrentaron con la Policía apenas se produjo la votación, además de arrojar palos y piedras e intentar derribar las vallas. Posteriormente, arribó al lugar personal del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) de la fuerza porteña y detuvo a algunos violentos que seguían arrojando palos, piedras y botellas.

Según relataron algunos jóvenes, durante la vigilia encendieron dos fogatas "para calentarse" debido a las bajas temperaturas y cuando llegaron los camiones hidrantes les "apagaron" las mismas para forzar la desconcentración y allí se iniciaron los disturbios.

Los efectivos policiales conservaron los vallados que separaban a los dos grupos, celestes y verdes, y avanzaron arrojando gas pimienta contra los que seguían tirando piedras y botellas.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.