12/09/2018

Locales VOLVER

Condenaron al "Hermano Raúl" a 16 años de prisión

Ayer, en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de la ciudad de Azul, se dio lectura a la condena contra Raúl Guerreño, conocido como el "Hermano Raúl", a 16 años de prisión. La semana pasada, un jurado popular encontró a Guerreño culpable del delito de "abuso sexual agravado por acceso carnal y por ser cometido por ministro de culto" y otro caso por "abuso sexual".

La pena de prisión fue dispuesta por el Jueza María Alejandra Raverta, que integró el Tribunal de manera unipersonal.

El acusado, quien desde hace ya más de dos años se encuentra detenido, acusado de distintas agresiones sexuales, fue encontrado culpable la semana pasada por un jurado de civiles. Se había solicitado entonces la pena de 18 años de prisión, y finalmente la Dra. Raverta lo sentenció a 16.

Vale destacar que en la acusación más gravosa la víctima, al momento de los hechos, tenía 13 años y las agresiones se habrían prolongado durante dos años.

Los hechos denunciados tuvieron lugar en Bolívar, pero el hermano Raúl era muy conocido en toda la región, incluyendo Tandil, donde contaba con gran cantidad de seguidores.

El jurado de civiles votó de manera unánime contra Raúl Guerreño, quien fue encontrado culpable de los delitos de "abuso sexual agravado por acceso carnal y por ser cometido por ministro de culto" y otro caso por "abuso sexual".

Guerreño se encuentra alojado desde hace ya un tiempo en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica, donde también fue mencionado en la causa por el presunto pago de coimas a personal penitenciario para acceder a diversos beneficios en su detención. Se prevé que continúe preso en esa cárcel.

El "Hermano Raúl" era un reconocido "manosanta" en la zona, con base en Bolívar, pero la menor víctima de los abusos, es oriunda de Tandil, donde vivía con su madre, quien era devota del supuesto "líder espiritual", quien le decía a la mujer que su hija tenía "cualidades especiales" para convertirse en su sucesora.

Donato Raúl Guerreño, fue detenido en mayo de 2016 e incluso ese episodio sumó el escándalo del apartamiento de funcionarios policiales de 25 de Mayo, Bolívar y Tandil, por integrar una red de protección para favorecer al "manosanta".

El sujeto también estaba acusado de manosear a una mujer mayor de edad de Carlos Casares a la que "trataba".

Durante un juicio con jurados que había empezado el martes de la semana pasada en los Tribunales de Azul, se conoció el veredicto de culpabilidad y finalmente ayer, la jueza Raverta dictó la pena, que se especula, seguirá cumpliendo en Sierra Chica.

La misma se estimó sobre la base de la calificación que el jurado popular decretó el veredicto de "culpable".

La denuncia

El 30 de abril de 2016, en la Comisaría de la Mujer que está en Bolívar, una mujer oriunda de Tandil denunció a Guerreño por el abuso sexual contra su hija menor de edad.

Días más tarde, el "Hermano Raúl" fue detenido, condición en la que llegó a este debate desde la Unidad 38.

La víctima, según se comprobó, tenía once años cuando acompañó a su mamá desde Tandil a ver al "manosanta".

Esa mujer había viajado a Bolívar para atenderse con Guerreño, quien aquella primera vez le solicitó que siguiera trayendo a la nena, ya que -le decía a su mamá- veía "cualidades especiales" en ella para convertirla en su sucesora.

En el marco de eso que le decía a la mujer, el "Hermano Raúl" le pedía siempre que lo dejara solo con la nena, ocasiones en las cuales comenzó a accederla carnalmente.

De esa manera, con la excusa de que "le iba a transferir sus poderes" -dijo ayer una fuente allegada a la causa penal- la menor comenzó a ser violada en reiteradas ocasiones. Desde los once años y hasta que cumplió trece.

La nena se convirtió en una asidua concurrente a la quinta donde Guerreño atendía a sus seguidores.

De la mano de su mamá, que ignoraba en un principio lo que pasaba con su hija, la menor viajaba habitualmente desde Tandil para ver al "Hermano Raúl" en Bolívar.

Además, el encausado iba con la nena a diferentes lugares y la presentaba como la continuadora y heredera de su labor "sanadora".

Pero un día la madre de la chica descubrió a Guerreño abusando sexualmente de su hija, cuando encontró a ambos en una cama y la menor estaba semidesnuda.

Después, la víctima de estos abusos le contaría a su mamá que esa situación se venía repitiendo desde hacía varios meses.

La mujer denunció en la Policía inmediatamente lo sucedido, iniciándose la investigación penal que culminó en la condena emitida ayer.

Fuentes: Diario El Tiempo (Azul) - Diario El Popular (Olavarría)

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.