18/05/2019

Un camino de superación VOLVER

"Ante la necesidad, nació el ingenio"

Mariana Della Maggiora y Sergio Crnko, se conocieron hace 8 años. Este sueño, en ella, comienza como una necesidad económica, en él, como una necesidad de liberación. Se trata de la producción familiar de plantas ornamentales, aromáticas, plantines de diferentes especies. Siempre tuvieron la idea de contar con un emprendimiento que permitiera recuperar todos los conocimientos que sus padres les enseñaron. Ese fue el motor, base de su amor por las plantas y la naturaleza.

Cuando se mudaron tenían una entrada de auto, bastante larga, y no tenían auto. Sergio no sabía que tenía facilidad para hacerlo y ella lo había visto de su mamá durante toda su vida.

Empezaron a poner plantas en ese espacio, y veían que iba creciendo. Y en el fondo comenzaron a armar una huerta, las plantas crecían y daban sus frutos. Así comenzaron, lo que producían lo vendían en el diario. Todo de manera natural, cultivo agroecológico. De esta manera construyeron un jardín agroecológico, un vivero en su casa diseñado con cultura productiva periurbana y soberanía alimentaria. También tenían cactus y suculentas. Cada vez tenían más, por lo que empezaron a ver de qué otra manera se podía comercializar lo que producían, así encontraron a Sergio Rumbo de la Sub Secretaría de Agricultura Familiar y a Mario Marcuzzi de la Universidad Barrial. Se acercaron s su casa y vieron como producían, luego de verificar que lo que vendían lo realizaban ellos mismos los invitó a participar de la Feria en el CIC de Movediza, era el año2012.

Empezaron a pintar potes de plástico para que sus cactus y suculentas se vieran más lindas y como no tenían auto ni otro medio de transporte, metieron todo en un cajón y entre los dos subieron al colectivo y llegaron por primera vez a una Feria.

No sabían de qué se trataba, llegaron y las primeras tres palabras que recibieron fueron: miren, sociabilicen y contáctense con todos. Ese día vendieron todo, y así comenzaron a ir a todas las ferias en las que los convocaban. Con el tiempo fueron viendo que lo que ellos ofrecían ya no era tan interesante, había mucha competencia. Comenzaron a sembrar plantas, reproducirlas y venderlas. Y también tuvo mucha aceptación y reconocimiento de parte de los compradores.

Para Mariana "lo más importante de la feria es la parte social. Las redes que se tejen entre quienes participan, y además podemos acceder a cursos, apoyo, asesoramiento, capacitaciones y sobre todo hay intercambio entre quienes participamos".

"La primera vez que fuimos a la Feria de Sans Souci habíamos tenido un problema económico y no teníamos mucho dinero para armar el stock, así que se nos ocurrió ir a las sierras a buscar piedras y con ellas armar macetas. Tuvo muchísima aceptación, ese feria vendimos todo y la gente nos reconocía el trabajo. Eso es muy gratificante, ante la necesidad nació el ingenio. Todo lo que teníamos planeado nos había salido mal, pero nos terminó yendo bien", contaron.

"Nuestra idea ahora es empezar a hacer plantines para huerta, para comercializar y ayudar a que más gente pueda tenerla en su casa."

SUS SUEÑOS

"Vivir completamente de esto, poder tener un gran espacio propio donde poder cultivar, la vida en naturaleza. Nos encanta sentir el placer de mostrar y vender algo que uno hizo", enfatizaron Mariana y Sergio y además agregaron "cuando recién empezábamos no imaginábamos que íbamos a llegar hasta acá, que íbamos a lograr tener nuestro espacio, nuestro vivero, donde la gente pueda acercarse, ver que hacemos, recibir asesoramiento. Hoy tenemos plantas de interior y exterior, además de los cactus y las suculentas que fueron nuestros inicios. Acá pueden ver todo lo que hacemos. Siempre mantuvimos la misma esencia, no tenemos nada clasificado, mostramos todo junto, queremos que la gente vea todo lo que hacemos, que recorran con la mirada las diferentes opciones que tiene".

Mariana y Sergio lograron una parte del sueño. Se encontraron con gente buena que contribuyó a que sus ganas no se perdieran, los empujó cuando lo necesitaron y finalmente hoy tienen su vivero en España 418, allí los pueden encontrar de lunes a viernes en horario corrido.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.