06/09/2019

Cepo VOLVER

Inmobiliarias presionan al Gobierno para que autorice la compra de dólares

En los primeros seis meses del año se cerraron 15.574 escrituras en la ciudad de Buenos Aires. Casi la misma cantidad de operaciones que en el mismo periodo del 2015, en tiempos del cepo cambiario. En 2014 habían sido casi 14.985. El mes de julio culminó con 3209 operaciones, según datos del Colegio de Escribanos, y van 14 meses consecutivos de caída interanual.

"Ni siquiera en 2002 se llegaron a vender tan pocos inmuebles en la ciudad. Entre enero y junio fueron 26.350 escrituras", resume José Rozados, fundador de Reporte Inmobiliario, quien anticipa un futuro aún más complejo. A la incertidumbre política y económica que generó el resultado de las PASO que puso en stand by cualquier decisión de compra de un inmueble se sumaron las medidas anunciadas por el Gobierno.

Según lo dispuesto por la reglamentación publicada por el Banco Central, se prohíbe comprar dólares para concretar operaciones entre residentes. Así, por ejemplo, quien quiera hacerse de una propiedad debe contar con la totalidad de los dólares necesarios para adquirirla o, como máximo, recurrir a los US$10.000 por mes, que es el monto permitido comprar en concepto de atesoramiento.

"Esto significa que si no hay firmado y sellado un boleto antes del 31 de agosto no se puede convertir los pesos que las personas tienen en el banco a dólares", explica Claudio Caputo, presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. "Es decir, si ya solo operaban los que tenían dólares, ahora va a ser todavía más así. El mercado va a estar restringido más que nunca a aquellas operaciones que no se puedan postergar", agrega Rozados y complementa "ni siquiera se va a poder apelar a los rendimientos de un plazo fijo en pesos, por ejemplo, para complementar los dólares necesarios para una operación inmobiliaria".

Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA) reconoce que si el "sector venía en caída libre, esta es una puñalada mortal". En este contexto, distintas entidades que representan al sector se reunieron el pasado miércoles y firmaron una declaración conjunta para que el Banco Central permita comprar dólares para adquirir propiedades. También ofrecieron los equipos técnicos de las entidades para trabajar conjuntamente con las autoridades.

Entre los firmantes están la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), la Cámara de Empresas de Desarrolladores Urbanos de Argentina (CEDU), la Cámara de Propietarios de la República Argentina (Capra), Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de la República Argentina (Cofeci), el Colegio de Martilleros y Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Buenos Aires, la Asociación de Profesionales Inmobiliarios (API), la Coorporación de Rematadores y Corredores Inmobiliarios, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buen os Aires, el Centro de Corredores Inmobiliarios (Cecin) y CUCICBA.

(Fuente "La Nación") 

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.