18/09/2019

Locales VOLVER

Mumbat: Cuestionan forma en que se reabrió Sala Mercedes Santamarina

En la mañana de este miércoles artistas y activistas feministas presentaron una nota dirigida al Intendente, firmada por más de 30 personas entre referentes culturales y activistas por los derechos de la mujer, donde reclaman algunas modificaciones.

Advierten que la carterlería de la sala solo hace referencia al apellido Santamarina y no puntualmente a la donante. Además, se colocaron retratos de José y Ramón Santamarina, que no forman parte de la colección. 

En la nota que ingresó por Mesa de Entradas, con el registro Nº 5397, los firmantes se refieren a "la Colección Mercedes Santamarina del Museo de Bellas Artes de Tandil, cuya sala fue reinaugurada el pasado 11 de septiembre bajo un nuevo guion curatorial y museográfico, para solicitarle que: a) se retiren de la sala las obras ajenas a dicha colección, como son el "Retrato de José Santamarina", de Raimundo Madrazo y el "Retrato de Ramón Santamarina", de Joaquín Sorolla; b) se reemplace el cartel de la puerta de ingreso a la sala que dice "Colección Santamarina" por el de "Colección Mercedes Santamarina" y c) se agregue la denominación Colección Mercedes Santamarina a la ficha técnica específica de cada obra".

El pedido se debe, de acuerdo a lo que detalla la nota, a "por un lado, cumplir con las condiciones fijadas por la donante y aceptadas en el Art.3 del Decreto Nº79 refrendado por el Intendente Dr. Ricardo O. Stoddart, el 13 de diciembre de 1971 (corresponde al expediente 498/S/71)".

Esas condiciones son: "1) Todas las obras deberán ser exhibidas con carácter permanente en dos salas estables del Museo de Tandil, que serán dedicadas exclusivamente a las mismas; 2) Todas y cada una de las piezas de la colección serán individualizadas, conservadas y exhibidas únicamente con el nombre y apellido de la donante, con prohibición de hacerlo bajo la denominación de 'Familia Santamarina', u otra similar".

"Incumplir estas condiciones puede llevar a perder la colección, tal sucedió con la ex colección Uriarte Piñeiro, donada al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) en 1942 y recuperada en 2001 por los herederos en la justicia, como en otros muchos casos", advirtieron.

PERSPECTIVA DE GÉNERO

Y también cuestionaron que "por otro lado, en el nuevo guion curatorial y museográfico, revisado y renovado durante los últimos 24 meses por la Prof. Indiana Gnocchini, se ignora la perspectiva de género en las relaciones de poder inscriptas en los modos de ver y mostrar. Pues se vincula a Mercedes Santamarina a genealogías masculinas, al incluir en la sala los retratos de su tío y de su abuelo, José Santamarina y Ramón Santamarina, respectivamente. Este último, además, es el de mayor tamaño de la sala y está ubicado museográficamente en el centro perpendicular al retrato de Mercedes Santamarina, en franca competencia de superioridad. También se ha omitido de la puerta el nombre de la donante, dejando solo el apellido "Santamarina" (filiación por descendencia patrilineal)".

"Habida cuenta de los avances que se han obtenido sobre perspectiva de género hasta el presente, silenciar las condiciones fijadas por Mercedes Santamarina para imponerle estas obras y lectura a su colección, es una forma de violencia institucional", consideraron los reclamantes.

En cuanto a la cuestión de género, indicaron también que, "como señala la reconocida Historiadora del Arte Gloria Cortés Aliaga, 'el caso de Mercedes Santamarina es revelador a la hora de establecer el único papel que se le permite ejercer en las discusiones de políticas públicas sobre los aparatos institucionales consagrados por la tradición, como el museo. El mecenazgo y la beneficencia corresponden así a las pocas instancias de 'toma de posición' o agenciamiento de las mujeres de la elite y que en este caso se traduce en la donación de sus obras al Museo Nacional de Bellas Artes y al Museo de Bellas Artes de Tandil, constituyéndose en uno de los personajes referentes en esta materia en adelante'".

"Sr. Intendente, a lo largo de su gestión, primero Rubén Betbeder y posteriormente Indiana Gnocchini, añadieron cuadros y objetos impropios a la colección, violando en distintas ocasiones los cargos establecidos por la donante. Continuar incumpliéndolos es una falta grave que puede llegar a la justicia", apuntaron luego, para finalizar solicitando "que de forma inmediata se cumpla con las condiciones fijadas por Mercedes Santamarina, en todas sus partes".

REAPERTURA

Como se informara, el miércoles 11 de septiembre pasado, el Mumbat reinauguró la sala, en un evento que contó con la presencia de autoridades municipales, como el propio Intendente Lunghi; la Subsecretaria de Cultura y Educación, Natalia Correa; la Coordinadora de Museos, Indiana Gnocchini y familiares directos de Mercedes Santamarina, como su sobrina nieta Cora Alvear Santamarina y Ximena Van; entre otros.

La sala Mercedes Santamarina, puede ser visitada por el público de martes a viernes, de 8:30 a 12:30 horas y de martes a domingo, de 16 a 20 horas.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

La crisis deja más tandilenses en la calle

La crisis deja más tandilenses en la calle

Despidos y suspensiones en la planta "Loimar" Base Aérea: analizan paro