24/03/2020

Nacionales VOLVER

El Hospital Militar Reubicable del Ejército podrá atender a más de 100 pacientes

CORONAVIRUS

El Ejército Argentino presentó hoy el Hospital Militar Reubicable (HMR),

ubicado en Campo de Mayo, que estará a disposición de pacientes con

coronavirus que, según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación,

atenderá a su pico máximo de pacientes "para los primeros días de mayo",

afirmó el coronel Fabio Monserrat.

"El HMR está dividido en una unidad médica y otra de logística. La unidad

médica está equipada con un shock room con dos camas, un equipo de rayos y

de laboratorio. Además, tenemos capacidad de 28 camas en cuatro módulos

para atender a pacientes con problemas respiratorios graves", aseguró a

Télam Monserrat, médico a cargo del hospital.

Monserrat, especialista en medicina crítica y terapia intensiva, explicó

que a cada persona que sea derivada se le tomará la temperatura con un

termómetro infrarrojo y si lo requiere, procederán a internarla, según la

gravedad de su cuadro.

"Los pacientes pueden ser derivados desde cualquier lado por el Ministerio

de Defensa, el Ministerio del Interior y la Dirección General de Salud",

detalló. 

La capacidad de atención en el HMR será a razón de 100 personas cada 15

minutos en carpas destinadas especialmente para el primer diagnóstico.

En el Hospital trabajarán 25 profesionales de la salud, divididos entre

ocho y 10 médicos, y el resto serán enfermeros.

"Todas las personas que trabajarán acá son profesionales de la salud y

especialistas en medicina crítica, terapia intensiva, emergentología y

asistencia de pacientes con este tipo de patologías", afirmó el médico.

Además, indicó, realizarán trabajos en la parte de logística técnicos,

farmacéuticos, especialistas en comunicaciones, cocineros y lavanderos. 

El encargado del HMR dijo que realizó un Procedimiento Operativo Normal

(OPN) que se efectúa cada vez que interviene un equipo médico del Ejército

Argentino y que se modifica según la situación que se está viviendo y el

contexto donde está instalado.

"En este caso, el OPN se pensó en base a un terremoto o una inundación, y

sabiendo que estamos frente al Hospital Militar, pero la realidad es que la

situación actual es de una pandemia por lo que la diagramación es diferente

a la de esos casos", explicó.

Monserrat subrayó que los pacientes que necesiten, por su cuadro médico,

ser trasladados del HMR hacia el Hospital Militar, a uno público o un

centro de salud privado, se los derivará en una de las cinco ambulancias

que estarán a disposición en todo momento en el predio.

"Todo este procedimiento está aprobado por la Organización Mundial de la

Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y por la

Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica

(Anmat)", destacó.

"También se instaló fibra óptica para tener internet, algo básico para que

el paciente internado esté conectado con su familia porque no podrán

acompañarlo mientras atraviese la enfermedad", dijo.

El médico se refirió a la cantidad de personas que evalúan atender desde el

momento que quede habilitado el hospital -que afirmaron que será dentro de

las próximas 48 horas- y aseguró que esperan el pico máximo de infectados

para el mes de mayo.

"Trabajamos con las estadísticas del Ministerio de Salud y de Desarrollo

Social de la Nación, que calculan que para mayo será la curva de infectados

con una cifra similar a la de hoy de España e Italia", dijo.

Sin embargo, agregó que "esto sucederá si no tomamos las medidas

obligatorias como quedarse en nuestras casas, lavarnos bien las manos con

agua y jabón y mantenernos a un metro de distancia cuando entablamos una

conversación" con otra persona.

El médico aseguró que nunca trabajó en una situación similar y recordó que

"es la primera pandemia que tenemos en el mundo desde la peste negra, que

terminó con la mitad de Europa en el siglo XVI".

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.