01/06/2020

Nacionales VOLVER

Ya son siete los municipios bonaerenses que autorizaron encuentros de personas

De las reuniones solo pueden participar hasta 10 familiares o amigos. No está permitido recibir visitas desde otra ciudades. Los horarios permitidos van entre las 8 y 18, según la localidad.

Los municipios de Daireaux y Rivadavia habilitaron los encuentros de personas en domicilios en el marco de la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus, con lo cual ya suman siete los distritos del interior de la provincia de Buenos Aires que autorizaron ese tipo de reuniones.

De esta forma, se sumaron a Coronel Suárez, Guaminí, Laprida, Tres Lomas y Punta Indio, que ya contaban con la posibilidad de mantener encuentros en casas con familiares o amigos.

El Comité de Crisis de Daireaux -en el centro oeste bonaerense- habilitó la posibilidad de realizar pequeñas reuniones familiares los domingos hasta las 18 sólo en domicilios particulares.

La medida es sólo para residentes del distrito de Daireaux, quienes no podrán recibir visitas desde otra ciudades. Desde el municipio se recomendó "no compartir utensilios, ni mate, saludarse con el codo y mantener las normativas de higiene".

En tanto, en Rivadavia -en el noroeste de la provincia- el intendente Javier Reynoso habilitó los encuentros durante los domingos y feriados de 8 a 18, flexibilización que ya había sido aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante local.

En Coronel Suárez y Guaminí, el 25 de mayo pasado se decidió permitir la realización de reuniones familiares de hasta 10 personas, durante los fines de semana; tres días después, Laprida permitió las reuniones de hasta 10 familiares los sábados, domingos y feriados de 9 a 17.

Desde el domingo, se permitieron en Tres Lomas las reuniones de hasta 10 familiares de 10 a 18; y desde el jueves pasado en Punta Indio se permitieron reuniones de niños, niñas y adolescentes dentro de los domicilios particulares.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.