04/05/2021

La Región VOLVER

Proceso penal bonaerense: claves para nuevos abordajes

Dio comienzo, ayer, el ciclo de actualización sobre Proceso Penal Bonaerense que organiza el Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Azul y cuenta con la coordinación general de Nicolás Vargas, defensor Público coadyuvante en la Defensoría General de la Nación.

La propuesta se extenderá hasta fin de este mes y comprende 4 encuentros en los que se abordarán algunos aspectos claves de la temática.

"Este ciclo es de vital importancia si analizamos el cúmulo de jurisprudencia en relación a sentencias y resoluciones judiciales que se han llevado adelante, en los últimos tiempos, en el servicio de administración de justicia de la Provincia en el fuero en cuestión. El derecho penal tiene sus principios y particularidades, como todas las demás ramas que existen, por esa razón es oportuno volver sobre algunos puntos que hacen a la interpretación de la ley, doctrina y jurisprudencia especializada", sostiene Gastón Argeri, presidente del Colegio de Abogados Departamental.

Concebido desde esta perspectiva de actualización permanente y gratuita para matriculados y matriculadas del CAA, Nicolás Vargas coordina una nueva capacitación, en un espacio con las voces de especialistas en la materia penal.

¿Cuáles son los principales ejes del ciclo de actualización?

El eje principal en torno al cual gira el curso es el proceso penal bonaerense. Vale aclarar que, tratándose de una temática tan amplia, hemos realizado una selección de algunos temas que consideramos importantes para trabajar, en función de lo que implica litigar en el fuero penal.

Una parte del curso está orientada a retomar un tema que siempre está en discusión y que hace al ejercicio de la abogacía del fuero penal: el derecho que tiene toda persona imputada, en principio, a transitar el proceso penal en libertad, lo cual constituye una de las grandes deudas de nuestro proceso de administración de justicia, en virtud del -a mi criterio- uso extendido de la prisión preventiva.

En muchos casos, la persona sometida a un proceso penal permanece privada de su libertad durante mucho tiempo, antes de que sea condenada o absuelta en un juicio. En virtud de la presunción o estado de inocencia que surge del artículo 18 de la Constitución Nacional, todos los habitantes son inocentes hasta que una sentencia firme demuestre lo contrario.

Uno de los puntos clave a evaluar, entonces, es en qué situaciones se debe aplicar la prisión preventiva, partiendo de lo que establece el estado de derecho y las garantías. La prisión preventiva debería ser aplicada de modo excepcional, como última medida, en caso de que la persona sometida a proceso intente fugarse o entorpecer el desarrollo de la investigación. Sin embargo, se ha constituido en la regla de algunos operadores judiciales y, si sometemos este criterio a lo que se considera ajustado al estado de derecho y el respeto de las garantías, resulta desacertado.

Otro tramo del curso está orientado a pensar el juicio oral, una de las instancias más importantes del proceso. El análisis se concentra en dos de sus aspectos: por un lado, como un espacio estratégico para trabajar el caso y, por otro lado, echando una mirada sobre la etapa intermedia, anterior al juicio, donde las partes tienen que trabajar para llegar al juicio del mejor modo posible. También abordaremos el desarrollo del juicio oral en sí mismo, con todos los desafíos que ello implica.

Por último, dedicaremos un encuentro al litigo con perspectiva de género, una cuestión importante, tanto por las justificadas demandas actuales como también por la necesidad y obligación de los profesionales. Todos los que formamos parte de la administración de justicia tenemos que involucrarnos para poder hacer propia la perspectiva de género en nuestro trabajo.

¿Cuáles son las demandas más urgentes del fuero penal para mejorar el servicio de justicia?

Creo que existe una demanda generalizada en torno a la administración del servicio de justicia y particularmente, pero no sólo, a la administración de justicia penal, para que el sistema judicial pueda gestionar los conflictos que trata, dar respuestas a tiempo y garantizar los derechos de las personas juzgadas y acusadas de cometer un delito. Pero también es necesario avanzar en las tutelas afectivas a las víctimas. La principal demanda gira en torno a esos puntos, aunque luego asuma algunas características particulares, según el tipo de conflicto que se trate.

 ¿A quiénes está dirigido el curso?

A todos los abogados y abogadas que integran el Departamento Judicial de Azul pero también invitamos a profesionales de otras jurisdicciones que tenga algún vínculo con el proceso penal bonaerense.

 El programa

"La etapa Intermedia", a cargo del Dr. Alejandro Cascio. Juez de la Cámara de Apelaciones y Garantías del Departamento Judicial de Quilmes

 "El derecho a transitar el proceso penal en libertad'', a cargo del Dr. Diego Lucas Fernández. Defensor General del Departamento Judicial de Azul

 "El juicio oral", a cargo del Dr. Edgardo Salatino. Juez Correccional del Departamento Judicial de Quilmes

 "Litigar con perspectiva de género", a cargo de la Dra. Daniela Bersi. Fiscal ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.