04/05/2022

Locales VOLVER

Empleada municipal denunció penalmente a dos compañeros de trabajo por abuso sexual

Los hechos ocurrieron en el ámbito de los Juzgados de Faltas municipales, entre 2018 y 2019, cuando la denunciante sufrió situaciones de acoso y maltrato de parte de dos compañeros de tareas, hasta que ocurrieron episodios graves de abuso sexual. A pesar del avance de la causa penal y de la imputación de ambos, los acusados no están sumariados administrativamente y permanecen en sus puestos de trabajo.

El testimonio ofrecido a LA VOZ DE TANDIL por Alicia (el nombre es ficticio y se preserva por expresa solicitud de la víctima), surge a partir de que la mujer quiso hacer público el calvario por el que transita desde que decidió denunciar las agresiones que sufrió de parte de dos de sus compañeros de trabajo, que aún se desempeñan en los Juzgados de Faltas 1 y 2, donde la denunciante prestó tareas entre 2014 y 2019.

"Yo empecé a trabajar en el Juzgado de Faltas N°2 en 2014 y después, por falta de personal, me pasaron al N°1. Ni bien puse un pie ahí empezó a insinuarme cosas Hugo Rey, que era el delegado sindical. Él me decía cosas como que, si quería tener horas extras, tenía que hacer ciertas cosas. Él era un compañero de tareas administrativas, pero también era delegado ante el Sindicato y era como que manejaba todo en el Juzgado como si fuera un juez", relató Alicia.

"Y pasando el tiempo eso empezó a hacerse más continuo, hasta que, en septiembre de 2019, él estaba en una oficina solo, yo le fui a llevar un recibo para hacer, de una infracción, y me agarró la mano, se bajó el pantalón y sacó el miembro", siguió.

Esto supuso una situación límite para la mujer, que, además, en su denuncia formal ante la justicia, también involucró a otro trabajador del área: "Estaba también Mauricio Palahi, que me tocaba la cola, me tocaba el pelo. Él estaba en el Juzgado 2 y nos separaba solo una tarima".

Inicialmente, Alicia asegura que no encontró contención en el Juez Olivetto, al que le pidió colocar un mueble que la separara del compañero que la acosaba. Si bien el juez de faltas accedió, al poco tiempo, "por orden de Hugo Rey", el mueble fue quitado y "los acosos constantes volvieron".

Según el relato de Alicia, la situación se tornó aún más tensa cuando ella solicitó las imágenes de las cámaras internas del Juzgado, para comprobar sus dichos ante las autoridades. En esas circunstancias, supo que las personas a las que acusaba, hablaban de tomar represalias contra ella y le llegaron incluso algunas amenazas, "que presenté a la justicia como pruebas".

La primera medida que solicitó la trabajadora fue una licencia por enfermedad, en diciembre de 2019, "porque la verdad que ya no daba más" y busco alejarse de la hostilidad laboral, y en enero de 2020, radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer.

En ese lapso, recuerda, "el Municipio no hizo nada, porque encima me descontaron el sueldo, porque al no trabajar, perdía beneficios como horas extras, presentismo, etc. Estuve muy mal porque yo era la víctima y el Municipio me bajaba el sueldo. Y desde 2019 hasta ahora, el Municipio brilla por su ausencia. No tuve ni siquiera un acompañamiento".

Aunque Alicia logró radicar la denuncia a través del programa municipal Acceder, la abogada proporcionada por ese esquema prácticamente no tuvo injerencia en la causa y la mujer es representada por el titular del Centro de Asistencia a la Víctima, Dr. Mariano Girolet, en una causa que se tramita en la Fiscalía del Dr. Luis Piotti, balo la IPP 310-20, caratulada como Abuso Sexual, y que tiene como imputados a Hugo Daniel Rey y Mauricio Palahi.

"También hice una denuncia administrativa", aseguró la entrevistada, en relación a la cuestión interna municipal, donde, según contó, "ellos no están ni siquiera sumariados y siguen en el mismo lugar de trabajo".

En este punto cuestionó el rol del Secretario Legal y Técnico del Municipio, Dr. Andrés Curcio, "porque tiene una relación de amistad con Hugo Rey" y vincula a ello, la falta de un sumario administrativo contra los acusados. Y además, según recordó, "Mauricio Baldovino (entonces Director de Recursos Humanos), me dijo que me apartaban a mí, para preservarme, pero estos dos tipos siguieron en su lugar de trabajo".

"También hablé con los representantes del sindicato, pero lo mismo, acompañamiento cero. También eran amigos de Hugo Rey", sostuvo Alicia, quien actualmente presta tareas en otra área municipal.

La mujer agregó que "yo sé que otras chicas pasaron por situaciones parecidas. A una compañera uno de ellos la tiró contra una pared, de manera muy violenta. Esta chica hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer, y no pasó nada, la archivaron. Aunque ahora sé que la Fiscalía pidió esa denuncia. Pero otras también, aunque no se animaron a denunciar. Todas esas chicas se fueron yendo, porque Hugo Rey las hizo sacar", de los Juzgados de Faltas y se destinaron a otras dependencias municipales.

Al momento de denunciar su caso, a la víctima se le asignó una restricción de acercamiento contra los dos acusados, que continúa vigente, ya que la víctima pide la prórroga cada tres o cuatro meses.

Ahora, Alicia aguarda el avance de la causa penal y sostuvo que "ellos fueron llamados a declarar en diciembre del año pasado, que se negaron a declarar. Ahora están procesados. La causa la tiene Piotti y supuestamente, el juicio ya sale. Yo aporté testigos y audios, a pesar que ellos entorpecieron toda la investigación porque jamás los apartaron y siguieron siempre trabajando ahí. Yo lo que espero es una condena, aunque presos no van a ir, pero que se les abra un sumario y que se haga público por mí y por mis compañeras".

"El Dr. Girolet mandó dos oficios al Municipio para que se abra un sumario. El primero no se lo contestaron y ahora les mandó otro. Pido que terminen de esconder las cosas. ¿Por qué el Municipio se empecina en no hacerles un sumario administrativo? ¿Qué hay detrás?", cuestionó la mujer, en el cierre de la entrevista.