25/11/2022

Locales VOLVER

"Lafosse asume una responsabilidad enorme al garantizar la potabilidad del agua de Tandil"

Gabriela Soler, integrante de la Junta Vecinal por un Ambiente Saludable y Profesora de Biología, enfatizó que el estudio desarrollado por la Universidad de La Plata y el Conicet que exhibe la contaminación del agua de red de Tandil, comprobó que "la potabilidad del agua está muy cuestionada". El funcionario lunghista Luciano Lafosse desestimó los requerimientos periodísticos de LA VOZ DE TANDIL para ofrecer la versión oficial sobre el tema.

Soler dialogó con este medio, a través del programa "Sin Pelos en la Radio" de AM1560, y celebró "haber podido realizar este estudio".

Recordó que la Junta Vecinal surgió "por un grupo que estábamos preocupados por las fumigaciones que afectan a nuestros niños y niñas en escuelas rurales. Se dio a conocer un informe de la Unicen, donde se detectaron 15 agroquímicos en el agua y en el suelo. Y era muy inquietante saber que estas comunidades estaban consumiendo esa agua".

Repasó una serie de acciones que viene desarrollando la Junta Vecinal, "como las 46 mil firmas que presentamos en la Municipalidad, que fueron recibidas con indiferencia. Conseguimos una medida cautelar que instaba a alejar las fumigaciones al menos a 500 metros de nuestras viviendas, y hubo un llamado del municipio a no cumplirla".

"Y ante la sanción de la nueva ordenanza (de uso de agroquímicos en el Partido), que vimos que iba a ser nefasta, como realmente fue, que terminó habilitando a fumigar a 60 metros de las casas y cursos de agua, y a 150 metros de instituciones educativas. Incluso en las plazas se habilitó el empleo de glifosato, de cipermetrina y otros terribles tóxicos, incluso dentro de la ciudad", amplió.

Soler explicó que "viendo que análisis del agua en otras localidades estaban dando resultados positivos de agroquímicos, decidimos replicarlo en Tandil, con el fin de probar que hay un hilo conductor, que el problema de la contaminación es más grande de lo que se quiere hacer ver".

La vecina recordó que "el Estado tiene la responsabilidad de analizar el agua, más allá de lo que hace Bromatología, que solo analiza presencia de bacterias y algunos compuestos, pero no la presencia especifica de agroquímicos".

"Esto es lo que logramos hacer en La Plata, con el mejor científico del país, quien lo hizo gratuitamente, en solidaridad con los tandilenses y se lo agradecemos muchísimo", puntualizó.

"No se puede decir que con estos niveles de cipermetrina el agua es potable"

LA VOZ DE TANDIL intentó obtener una respuesta de parte del Secretario de Obras Públicas, Luciano Lafosse, quien ignoró las requisitorias de los periodistas de este diario, aunque en medios colegas sí se pronunció, desestimando los alcances del informe de la Universidad de La Plata, en el que también participó el Conicet, y afirmando que "el agua que proveemos es absolutamente segura".

Consultada sobre esas afirmaciones, Soler opinó que "Lafosse asume una responsabilidad enorme al garantizar la potabilidad del agua, que sabemos que en Tandil hace tiempo es muy cuestionada, que está probada que está en muy mal estado".

En ese sentido, rememoró que "este año hubo que presentar un recurso de amparo al negar la información pública del estado del agua de red. Recién cuando por orden de la justicia, se brinda esa información, se notaron los altos valores de nitratos, muy por encima de lo recomendado".

Y cuestionó que en los estudios que Lafosse asegura realizar periódicamente, "la presencia de agroquímicos no se analiza. En el informe que pedimos nosotros, encontramos ocho. Y no puede manifestar que el agua, con tantos niveles de cipermetrina, es potable".

En ese sentido, la localidad más afectada es Vela, y la integrante de la Junta Vecinal explicó que "tenemos testimonios de cantidad de vecinos de Vela, que fue algo que nos movilizó, que nos han manifestado los problemas de salud que se viven allí. No fue casualidad haber omado una muestra en Vela, fuimos a hacerlo para evidenciar que no es algo de ambientalistas que no tienen nada que hacer, tenemos millones de cosas que hacer, pero realmente consideramos que el agua es vital y que tiene que estar relacionada a la salud, a la vida y no a las enfermedades".

Finalmente, auguró "que podamos tener un diálogo abierto, incluso nosotros venimos pidiendo audiencias públicas abiertas, en las que participen distintos profesionales. Porque hay muchos estudios que deben ponerse sobre la mesa. Y la presencia de agroquímicos en el agua no es algo que se puede subestimar".

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UNA COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.